Receta para la FELICIDAD

CAM00108

Por: Jessica Campos

No la busques, no existe.

Me gustaría que todos los artículos escritos con ese título comenzaran como lo he hecho en este post, así entenderíamos que por muy atractivo que suene, nos equivocamos al hacer el intento de buscar en la web, en libros y hasta en tiendas algo que realmente ya tenemos cada uno de nosotros, y que es único.

La felicidad no es un paso a paso, ni mucho menos una mezcla de medidas exactas de ingredientes a cierta temperatura y con cierta forma de preparación. Acaso nos hemos preguntado qué pasaría si no encontramos todos los ingredientes que esas recetas nos proponen, ¿tendríamos como resultado una felicidad a medias? O quizás quedaría en cuestión el resultado de esa felicidad dependiendo de nuestro nivel en la forma de preparación, ¿sería una felicidad nivel aprendiz, felicidad nivel pro, felicidad nivel master?

Existen infinidad de libros cuyos autores afirman que la felicidad viene de adentro, de nosotros. Y es aquí donde propongo un aplauso para ellos. Es así, la felicidad es aquel sentimiento que nos llega en cualquier momento, lugar, incluso estando solos o acompañados. Si nos traemos un poco de lo publicado en el post anterior, donde afirmaba que Detenerse no es parar, precisamente ese es el camino a seguir para sentir la felicidad. Se trata de vivir nuestras vidas, con naturalidad, identificando ese cambio en nosotros, ese brillo en  nuestros ojos, ese pálpito diferente en nuestros corazones, esa sonrisa inevitable, esa exhalación extensa, esas ganas de cantar, esa risa incontrolable, esa lágrima con un tanto de dulzor, esa sensación de que el mundo se detiene, sin parar.

Y quién más que nosotros mismos para descubrirlo. Por qué dejarlo en manos de Google para que nos muestre el paso a paso de cómo lograrlo – “muchas gracias Sr. Buscador, pero esta vez pasamos”. Y claro está, que tampoco se necesita algún motivo específico para que llegue a nosotros. Cada día puede presentarse desde la forma más mínima hasta la más llamativa alertando nuestro alrededor, contagiando de ese sentimiento hasta hacerlo común.

Compartir sentimientos de felicidad con otros es válido, sin embargo es nuestra responsabilidad permitir que cada persona sea capaz de identificar aquellos que son propios, los que utilizarán para enriquecer su corazón, su alma. Enumerarlos sería agotador, pero vivirlos en el momento y mirar atrás solo para recordar lo grato que fueron, es un motor impulsor. Más que palabras son gestos simples, sencillos, tal como despertarse y sentir que tenemos otro día para vivir, compartir un mensaje de buenos días, son esos cinco peligrosos minutos de sueño profundo que llegan luego de suspender el sonido del despertador, es sentir olor del café, saludar al vecino, detallar la carita de los niños al llegar al colegio con su humor más agradable, es ver tu bandeja de correos pidiendo auxilio y aun así optar por saborear primero otra taza de café; al fin y al cabo sólo es el principio de la mañana y ya la felicidad te ha tocado y tú le has dado la bienvenida, todavía queda mucho por llegar.

Basta con buscar en nuestro interior ese sentimiento de felicidad, repetirlo durante el día y vivirlo en cada momento, teniendo en cuenta que somos afortunados de tenerla. Dejémosla fluir.

Y tú, ¿cuántas veces has sentido felicidad hoy?

Respira y vive.

Anuncios

7 comentarios en “Receta para la FELICIDAD

  1. No la busques, no existe (la felicidad).
    Si estoy de acuerdo la felicidad está dentro de cada uno y tampoco se consigue en un recetario y menos es un absoluto. La felicidad es un resultado momentáneo que no tiene tiempo de destino o de recibo. Lo que sí creo que la felicidad la puedes generar en el otro y el otro, también te la pude dar. O hay situaciones de contexto que sientes felicidad como dices “ desde la forma más mínima hasta la más llamativa”.
    Hace unos meses en un taller que estaba dictando sobre Ética y Gerencia, me pregunto una joven talentosa participante. Para usted que es la felicidad? Para mi muy sencillo, la felicidad es dormir bien todas las noches, se dice sencillo……. Cada uno tiene un concepto de la felicidad que no es ni bueno ni malo si no está en conflicto con la ética y la moral.
    Ser feliz es mi color de identidad decía el poeta Facundo Cabral.
    “No soy de aquí… ni soy de allá
    no tengo edad ni porvenir
    y ser feliz es mi color de identidad”

    Recibamos la felicidad, reconociendo lo que somos y agradecidos por lo que recibimos de la vida en un instante, en un momento, en un detalle.

    Le gusta a 1 persona

  2. La felicidad esta dentro de cada uno de nosotros , pero para obtenerla debemos saber vivir la vida y ser agrafecidos, cada vez que uno se levanta y tienes un soplo mas de vida, ya eso es felicidad, debemos disfrutar cada momento de nuestras vidas… sonreir, saludar, ayudar, dar los buenos dias, un beso de buenas noches… eso es felicidad y a diario la puedes vivir, ama lo que haces, disfruta tu vida y veras que la FELICIDAD sera tu mas hermosa compañera cada dia de tu vida….

    Me gusta

  3. Lindo mensaje, la felicidad son momentos, son instantes que vivimos en nuestros día y que nos llenan el corazon de sensaciones identificadas como alegría, paz , de aquellas que nos dibujan una sonrisa en nuestro rostro sin darnos cuenta.
    La felicidad es gratis y depende de nuestro interior de la Actitud, de la forma de ver la vida, del color que decidimos darle al camino que vamos a recorrer en nuestro sendero llamado vida.
    Respira, disfruta y vive esos momentos mágicos que te obsequia la vida.

    Me gusta

  4. Al reflexionar comparto el criterio de muchos; al considerar que la felicidad surge de tu ser interior. Tambien creo que pese a cualquier circunstancias, crisis o enfermedades se puede ser feliz, un ingrediente importantisimo para mi es confiar en Dios, ya que me produce la conviccion que ante cualquier amenaza o adversidad la ultima palabra la tendra El, entonces, porque ser infeliz, cuando la vedadera mision del ser humano es alcanzar su Felicidad y contribuir en la medida de lo posible con la felicidad de otros.

    Me gusta

  5. Es Totalmente cierto la felicidad la consigue uno internamente, yo particularmente pienso que no todo el tiempo podemos ser felices por que siempre pudieramos tener obstaculos que te impiden serlo o simplemente te generan un sentimiento contrario a la felicidad y luchas por superarlo para volver a esa felicidad que tanto necesitas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s